sobreentrenar

5 señales de que estás sobreentrenando

El tema del sobreentrenamiento es quizás uno de los más polémicos en el mundo del fitness puesto que muchísimas personas (mal informadas) alegan que no existe algo como tal. Para la comunidad de LIFT, está más que claro que el sobreentrenar es un problema real, que existe y que muchas personas han experimentado, sobre todo en sus primeros años en el gimnasio donde suelen cometer más errores. Comprobar la existencia de dicho problema es tema de otro debate, este artículo parte del supuesto que sí existe algo como sobreentrenar, lo cual puede ser definido como el acto de entrenar de más, a un punto que llega a ser nocivo para la salud en general, el cuerpo, los músculos, etc.

Como ya se mencionó, este un error que muchos principiantes suelen cometer puesto que entran al gimnasio con la errada creencia de que a más ejercicios hagan y más horas entrenen, más van a crecer sus músculos y mejores resultados tendrán en menos tiempo. Este concepto de entrenamiento es completamente errado, ya que los músculos deben ser únicamente estimulados en el gimnasio más no “aniquilados”. En ese sentido, se debe tener en consideración que, muchas veces, más es menos y menos es más: entrenar de más puede significar menos músculo y entrenar menos puede significar más músculo. No obstante, muchas personas tienen ciertas dificultades para identificar si están sobreentrenando o si simplemente están entrenando duro, por lo cual, hemos elaborado una lista con 5 indicadores que te ayudarán a saber si estás o no sobreexigiéndote en tus entrenamientos.

  • Sentirse constantemente cansado y con sueño: Este es quizás uno de los indicadores más comunes en las personas que suelen sobreentrenar. El exigirle de más a tus músculos en tus entrenamientos puede provocar un desgaste físico bastante grande, al punto de agotar tu cuerpo por una excesiva pérdida calórica; es decir, pérdida de energía. Por lo tanto, si te sientes muy cansado la mayor parte del día o te quedas dormido en tus clases o en el trabajo, revisa tus rutinas de entrenamiento y verifica que no le estés sobreexigiendo a tu cuerpo con demasiado volumen. Recuerda que el ejercicio debe avivar y “despertar” el cuerpo, no agotarlo.
sobreentrenar
  • Sufrir de dolores musculares prolongados: Otro indicador bastante común en las personas que suelen sobreentrenar es el de sufrir de dolores musculares bastante prolongados; es decir, sentir los músculos fatigados durante varios días después de un entrenamiento. No te equivoques, sentir un leve dolor muscular al día siguiente de entrenar no tiene nada de malo, es sumamente normal. Sin embargo, aquel resentimiento muscular no debe durar más de dos días y no debe ser extremadamente doloroso. Por lo tanto, si sientes que tus músculos se demoran mucho en recuperarse después de entrenarlos y no puedes ni moverte al día siguiente de tus entrenamientos, revisa tus rutinas y asegúrate de no estar ejercitándote más de la cuenta.
Sobreentrenamiento
  • Tener un menor rendimiento al momento de entrenar: Muchas personas que se sobreexigen en sus entrenamientos suelen “sobrevivir” unos cuantos días con ese nivel de exigencia al momento de entrenar. Así, al cuarto o quinto día, dichas personas suelen no terminar sus entrenamientos debido al agotamiento extremo que experimentan o no rinden igual, es decir, no cargan el mismo peso de siempre o no pueden realizar la misma cantidad de repeticiones que suelen hacer en los ejercicios. Por lo tanto, el exigirte de más entrenando, pensando que ello te ayudará a incrementar tus ganancias musculares, puede resultar en todo lo contrario, arruinando tus entrenamientos por completo al perjudicar tu rendimiento atlético, tanto en fuerza como resistencia y demás. Lo cual, inevitablemente, afectará negativamente el desarrollo de la masa muscular en tu cuerpo.
Sobreentrenamiento
  • Experimentar sed y hambre desmesuradamente: El exceso de hambre y sed durante todo el día puede significar que estás entrenando de más, ya que, al momento de ejercitarte, tu cuerpo pierde nutrientes, líquidos, calorías, y demás. Por lo tanto, si entrenas más de lo debido, tu cuerpo necesitará con mayor desesperación todo lo perdido en los entrenamientos. En consecuencia, tu apetito puede incrementarse a un punto no saludable, en el cual tendrías demasiada hambre todo el día y te sentirías famélico puesto que a tu cuerpo no le estaría bastando con la alimentación que recibe regularmente. Lo mismo ocurriría con tu consumo de agua diario y la sed que experimentas todo el día. Por lo tanto, la solución no es comer más y tomar más agua, sino reducir los niveles de exigencia de tus entrenamientos, ya que el sentir demasiada hambre y sed no es bueno para la salud ni beneficioso para el desarrollo de la masa muscular, puesto que ello significa que el cuerpo suele encontrarse en un estado catabólico en lugar de anabólico.
Sobreentrenar
  • Sufrir de estrés y otros problemas psicológicos: Este último indicador no es tan común en las personas que se sobreexigen en sus entrenamientos; sin embargo, diversos estudios médicos han encontrado correlaciones directas y significativas entre problemas psicológicos como estrés, ansiedad y depresión con el entrenar por más de 3 en el gimnasio. Ello sugiere que el cansancio y dolor experimentado después de entrenar es tan elevado que la persona suele desencadenar problemas psicológicos, lo cual es sumamente perjudicial para la salud mental y física, ya que ello tiene repercusiones fisiológicas bastante serias. Por lo tanto, es importante que uno esté seguro de que no está entrenando de más, puesto que puede sufrir múltiples efectos negativos que pueden desencadenar más efectos nocivos para su salud física y mental.
Sobreentrenar

Leave a Reply