Cómo pasar de una etapa de definición a una etapa de volumen correctamente

Cómo pasar de una etapa de definición a una etapa de volumen correctamente

¿Estás en etapa de definición y ya llegaste a tus objetivos? ¿Crees que es momento empezar una etapa de volumen? Si es así, presta atención al siguiente artículo porque te puede ser de gran utilidad. 

Uno de los errores más frecuentes que tienen muchas personas es pasar de una etapa de definición a una de volumen descuidadamente. Esto significa que vuelven a ganar grasa corporal y borran sus abdominales en muy poco tiempo.

Ejemplo:

  • Empiezas una etapa de definición consumiendo diariamente 2500 calorías.
  • Bajas semana tras semana, o cada dos semanas, unas 100-200 calorías.
  • Después de 8-10 semanas, posiblemente estés consumiendo alrededor de 1800 calorías.
  • Luego, te das cuenta que ya no quieres seguir definiendo o simplemente ya alcanzaste tus objetivos, por lo que vuelves al volumen.
  • Al día siguiente, empiezas a consumir 3200 calorías diarias como siempre lo has hecho para subir de peso.
Cómo pasar de una etapa de definición a una etapa de volumen correctamente

El problema

Los dos últimos puntos son muy importantes para entender por qué la gente suele hacer el paso de definición a volumen de manera equivocada. Lo que ocurre es que el cuerpo se va acostumbrando y adaptando poco a poco a consumir menos calorías. Por ende, si de un día a otro las calorías que consumes aumentan significativamente, tu cuerpo no va a saber qué hacer con toda esa energía extra. En consecuencia, todas esas calorías adicionales serán almacenadas en reservas de grasa. Esta es la razón principal por la que muchas personas pierden toda la definición que lograron en menos de dos semanas.

La solución

Ejemplo correcto: 

  • Empiezas una etapa de definición consumiendo diariamente 2500 calorías.
  • Bajas semana tras semana, o cada dos semanas, unas 100-200 calorías.
  • Después de 8-10 semanas, posiblemente estés consumiendo alrededor de 1800 calorías.
  • Luego, te das cuenta que ya no quieres seguir definiendo o simplemente ya alcanzaste tus objetivos, por lo que vuelves al volumen. 
  • Al día siguiente, empiezas a consumir 2200 calorías diarias por 5 días. 
  • A la siguiente semana, subes a 2500 calorías.
  • A mediados de la siguiente semana o 5 días después, a 2800.

Y en la cuarta semana, ya estás nuevamente en tu etapa de volumen tradicional sin una ganancia excesiva de grasa en el cuerpo.

Nota importante: Probablemente, ya que has bajado de peso, te des cuenta que estás subiendo de peso con menos calorías que antes (en el ejemplo sería darte cuenta que estás subiendo de peso con 2800 calorías). Si este es tu caso, quédate en ese rango de calorías pues no habría motivo para seguir comiendo más, hasta que te vuelvas a estancar en peso.

Fuente:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3174765/