Días de descanso

¿Los días de descanso son realmente necesarios?

Los días de descanso pueden ser considerados como cualquier día en el que uno no realiza ningún tipo de ejercicio. La idea detrás de estos días es darle al cuerpo un descanso del gimnasio para que pueda recuperarse de todo el desgaste que ha tenido a lo largo de la semana. Sin embargo, existe un gran debate en torno a este tema pues muchas personas alegan que no es necesario descansar un día a la semana para que los músculos puedan recuperarse, pues estos ya lo hacen mientras dormimos. Otras personas afirman que sí es necesario pues el descanso de todo un día, sin ningún tipo de estimulación muscular, incrementa significativamente la recuperación de los mismos. Este debate ha existido durante muchísimo tiempo y no existe una verdad absoluta al respecto, pero sí evidencia científica que nos permite conocer un poco más sobre este tema.

La evidencia científica sugiere que los días de descanso sí son necesarios para promover la recuperación de los músculos, pues son en estos días donde las fibras musculares tienen más tiempo para recomponerse sin recibir ningún tipo de estimulación. Esto permite un incremento de fuerza y tamaño en los músculos, así como un aumento de energía en el cuerpo. Asimismo, el descansar un día a la semana como mínimo permite evitar la fatiga muscular, el apetito excesivo, cansancio constante, etc. Descansar un día también brinda diversos beneficios al sistema nervioso, pues este también es estimulado intensamente en los entrenamientos, por lo cual resulta positivo tomarse un día fuera del gimnasio. Algunas personas también optan por utilizar este día para su comida trampa, lo cual ayuda a relajar el cuerpo y la mente, acelera el metabolismo, incrementa los niveles de glucógeno muscular, reduce el apetito, etc.

Es importante recordar que todos los cuerpos funcionan de manera diferente. En ese sentido, una persona puede necesitar menos días de descanso que otra para que sus músculos puedan recuperarse al 100%. Así, algunas personas, como La Roca Johnson, optan por tomarse dos días de descanso a la semana, ya sea seguidos o divididos, lo cual les funciona bastante bien. Otras personas prefieren descansar un solo día a la semana y también les resulta muy beneficioso, como es el caso de fisicoculturistas tales como Ronnie Coleman y Jay Cutler. Otros deciden descansar un día cada 10 o un día cada 2 semanas; incluso existen personas que simplemente toman un día de descanso cuando sienten que su cuerpo lo necesita, es decir, no tienen un día fijo para descansar.

Algunos optan por tomar días de descanso activo, en los cuales no se ejercitan tanto como un día normal pero si realizan actividades físicas menos intensas tales como correr, nadar, hacer yoga, montar bicicleta, etc. Esta es una muy buena opción para todas las personas que sí quieren darle a su cuerpo un respiro de las pesas una vez por semana pero que no quieren estar todo un día sin realizar ningún tipo de actividad física. Los días de descanso activo también permiten sorprender al cuerpo con una estimulación diferente a la del resto de la semana, lo cual es sumamente beneficiosos para evitar cualquier tipo de estancamiento y promover el desarrollo de la masa muscular y pérdida de grasa en el cuerpo.

Todas estas opciones suelen funcionar de acuerdo al cuerpo de cada persona; lo más recomendable es que encuentres la opción que sea más beneficiosa para el tuyo.

Fuentes:

Bigland-Ritchie B, & Woods J.J. (1984). Changes in muscle contractile
properties and neural control during human muscular fatigue. Muscle and Nerve. 7(9): 691-699.

Bishop, P.A, Jones E., & Woods A.K. (2008). Recovery from training: a brief review.
Journal of Strength and Conditioning Research., 22(3):1015-1024.

Bloomer, RJ. (2007). The role of nutritional supplements in the prevention and treatment of resistance exercise-induced skeletal muscle injury. Sports Medicine. 37(6):519-32.

Borsheim, E & Bahr, R. (2003).Effect of exercise intensity, duration and mode on post-exercise oxygen consumption. Sports Medicine. 33(14):1037-1060.

Critchfield, B. & Kravitz, L. (2008). Fatigue resistance: An intriguing difference in gender. IDEA Fitness Journal 5(6), 19-21.

Gleeson, M (2002). Biochemical and Immunological Markers of Overtraining. Journal of Sports Science and Medicine. 1: 31-41.

Hicks, A.L, Kent-Braun, J., & Ditor, D.S. (2001). Sex differences in human skeletal muscle fatigue. Exercise and Sports Sciences Reviews, 29(3), 109-12.

Jeffreys, I. (2005). A multidimensional approach to enhancing recovery. Strength and Conditioning Journal. 27(5): 78-85.

Jentjens, R, & Jeukendrup, A. (2003).Determinants of post-exercise glycogen synthesis during short-term recovery. Sports Medicine. 33(2):117-144.

Meeusen, R, Watson, P., Hasegawa, H, Roelands, B, & Piacentini, M.F. (2006). Central fatigue: the serotonin hypothesis and beyond. Sports Med. 36(10):881-909.

Rhea, M.R., Alvar, B.A., Burkett, L.N., & Ball S.D. (2003). A meta-analysis to determine the dose response for strength development. Medicine and Science in Sports and Exercise, 35(3):456-464.

Seiler, S. & Hetlelid, K.J. (2005). The impact of rest duration on work intensity and RPE during interval training. Medicine and Science in Sports and Exercise, 37(9):1601-1607.

Weerapong, P., Hume, P.A., & Kolt G.S.N. (2005). The mechanisms of massage and effects on performance, muscle recovery and injury prevention. Sports Medicine, 35(3):235-56.

Weiss, LW. (1991). The obtuse nature of muscular strength: The contribution of rest to its development and expression. Journal of Applied Sports Science Research. 5: 219-227.

Willardson, J.M. (2008). A brief review: How much rest between sets. Strength and Conditioning Journal, 30(3): 44-50.

días de descanso
Día de descanso
Team LIFT